Historia de los pubs de Londres

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 4.10 (5 Votos)

Un pub (abreviación de public house, que en español significa "casa pública") es un establecimiento donde se sirven bebidas alcohólicas, no alcohólicas y refrigerios bajo las premisas del país correspondiente. Los países angloparlantes son los que registran una mayor cantidad de pubs, concretamente el Reino Unido, Irlanda, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

En España son numerosos los establecimientos que adquieren el nombre de pub por servir bebidas y colocar música "mezclada". Sin embargo, el concepto original de "casa pública" surgió en el Reino Unido y posee varias características que lo distinguen cultural y socialmente de otros negocios hosteleros.

Los pubs británicos

En el Reino Unido existen aproximadamente 60.000 pubs, habiendo al menos uno en casi todas las localidades. En ellos se venden casi 6 millones de litros de cerveza al año, lo que supone una media de 177 pintas por persona.

Aunque un pub también sirve licores y bebidas sin alcohol, su prestigio se mide por la selección y calidad de cervezas de grifo (llamadas así por provenir del grifo de un barril denominado sifón) y embotelladas que pueda ofrecer. La clientela inglesa es experta en la bebida de cebada y exige nombre y calidad en el abanico cervecero de cada casa pública. No en vano es posible encontrar pubs con hasta más de 30 grifos de cerveza.

La cerveza más característica del pub inglés es la Ale o Bitter. En la barra se distinguen perfectamente de las demás por el señorial grifo de bombeo mecánico que requieren para ser tiradas. Son caldos muy delicados que necesitan de buenos cuidados diarios y un buen sótano a fresca temperatura ambiente donde poder almacenar los barriles. Éstos contienen unos sedimentos acumulados en la parte inferior que le reportan su inconfundible sabor. El característico aroma de las Bitter flota en aquellos pubs donde está prohibido fumar.cervezas-tipicas-londres-pasaendo-por-londres

La decoración de este tipo de bares suele guardar la solemnidad y ostentación de la cultura inglesa. Muebles de madera labrada, techos recargados y moquetas lustrosas facilitan una estancia agradable y proclive a la conversación.

Así mismo, los pubs se resguardan de la luz del día con cristales opacos o grabados muy elaborados, que también contribuyen a la creación de una atmósfera íntima y acogedora. Aunque en los últimos 20 años existe una tendencia al uso de cristales transparentes para realzar con brillo la decoración interior.

Habitualmente, cada pub posee su propia clientela regular: personas que viven en las cercanías, trabajadores de la zona, amigos del propietario o propietaria o de su personal, dándose el caso de personas provenientes de sitios más retirados.

Historia

En el Reino Unido se consume la cerveza del tipo Ale desde antes de la Edad de Bronce. Sin embargo, no fue hasta la llegada de los conquistadores romanos cuando aparecieron las primeras posadas, donde los viajeros obtenían refrigerios, cobijo y descanso. Con la caída del Imperio romano, estas casas dieron lugar al concepto del pub modernos y fue en el año 965 cuando el rey Edgar reguló el negocio decretando un máximo de un pub por población.

La popularización de la ginebra en el siglo XVIII supuso un buen espaldarazo para la hostelería británica. El licor fue introducido después de la Revolución Gloriosa de 1688 y su consumo se vio impulsado gracias a la producción ilegal de ginebra que evitaba los elevados impuestos sobre las bebidas alcohólicas. Las cervecerías veían cómo la nueva bebida espirituosa ganaba clientes y la atacaron frontalmente con la apertura de Alehouses(casas de cerveza), pubs pertenecientes a las propias compañías productoras donde solamente se servía su producto. Sin embargo, alrededor de 1740 la producción de cerveza era seis veces menor que la de ginebra y su bajo precio atraía a las clases trabajadoras durante el periodo Gin Craze.

Todo esta tesitura derivó en una fiebre de alcoholismo que causó una degradación del pueblo llano, ilustrada por el pintor William Hoghart en Beer Street y Gin Lane. Para erradicar el problema, el gobierno aprobó la Gin Act en 1736 elevando los impuestos sobre la ginebra. La medida desató la ira del pueblo que se amotinaba en las calles hasta que la ley fue abolida en 1742.

A finales del siglo XVIII, se añadió un salón más a los pubs ingleses: The Function Room (Sala de Funciones). Muchos de estos establecimientos contaban con espectáculos de entretenimiento de distintos tipos como bandas de música, juegos y deportes. El local Balls Pond Road, en el distrito londinense de Islington, tenía en su parte trasera un pequeño lago con patos a los que sus clientes podían disparar a cambio de un módico precio.

Más comunes, sin embargo, eran los billares, conciertos, pequeñas funciones teatrales o comedias a las que los clientes podían acudir previo pago. Es posible que el inicio institucionalizado del stand-up comedy, lo que en España se conoce como El club de la comedia, haya que buscarlo en los más antiguos pubs londinenses.

 

Disfruta de la Happy hours:

La mayoría alrededor de Leicester Square y Soho.

  • Potion: happy hour de lunes a viernes, de 16:00 a 21:00. Encontrarás auténticos chollos. Distribuido en tres plantas, este atractivo bar sirve una deliciosa mezcla de cócteles fashion y funky house.
  • Tiger, tiger.
  • Belushi's.
  • Walkabout.
  • ZooComida de pubs

 

Juegos y deportes en pubs

El ambiente de un pub inglés se caracteriza por un ir y venir de clientes que además de cerveza, amigos y buena conversación, busca buen entretenimiento. Por ello los dueños organizan distintas actividades y juegos abiertos a todo el que quiera participar. Dominó, ajedrez, billar y dardos son los más comunes en todo el mundo occidental por su carácter privado. Solamente juegan cuatro personas, un grupo de amigos. Sin embargo, en los pubs tienen lugar muchas actividades que incumben a toda la clientela y crean un ambiente único cada día de la semana.

Algunos juegos de pub son:

  • Aunt Sally (Tía Sally): es un tradicional juego que consiste en lanzar piedras sobre un maniquí, hasta hacerlo caer. Como no podía ser menos viniendo de la cultura inglesa, el maniquí suele representar una personalidad pública. Sin embargo, actualmente la práctica de Aun Sallyse ha perdido. La mordaz prensa sensacionalista británica se ocupa de estos personajes.
  • Pub Quiz: es el tradicional juego de preguntas y respuestas donde todo el que quiera puede participar. Con todo, en contra de lo que se pueda imaginar, no suele haber premios. Simplemente la satisfacción de saberse el que más sabe de todo el local. El acto suele estar coordinado por un animador que hace las preguntas y ameniza el ritmo con un humor inglés en permanente diálogo con la clientela. De este modo, son muchos los pubs en Inglaterra que tienen su Quiz, ya que resulta barato, entretenido y atractivo.

Hay pubs muy activos donde cada día de la semana es diferente. Los lunes Quiz, los martes fútbol, los miércoles comedia, los jueves música en directo, los viernes más música en directo, los sábados fiesta y los domingos se cierra más temprano.

La calidad de la gastronomía inglesa queda perfectamente reflejada en los menús de sus pubs: pollo tikka masala, lasaña, fish and chips, pies, etcétera. Una auténtica degustación de comidas del mundo en microondas. A pesar de todo, cada vez son más los gastropubs que se esfuerzan en enaltecer la tradición gastronómica británica con platos caseros. A todos estos platos se los denomina a veces pub grub.

La irrupción de las grandes compañías en este ámbito ha extendido la costumbre de vender comida rápida a precio de restaurante. Todos estos platos suelen ser precocinados y la única elaboración que requieren en la cocina del pub es el tiempo justo en el microondas. Una cuidada presentación y una mezcla de lechugas arranca a menudo elogios entre los clientes. Aunque todos los ingleses saben que la comida de pub es mala comida y que los elogios de un británico pueden no ser más que el fruto de su más que afamada buena educación.

Pese a todo, en los últimos años ciertos pubs se esfuerzan por mejorar la imagen de la gastronomía inglesa. Aunque no abundan, los gastropubs pretenden hacer algo más que llenar estómagos. Elaboran tradicionales platos ingleses con excelente calidad culinaria. Pero dado el pequeño tamaño de sus cocinas, los menús tienden a limitarse a cuatro platos:

  • Pies: tartaleta de hojaldre que puede estar rellena de carne de ternera, pollo o salmón cocido.
  • Stews: cocido de cordero con diversas verduras y pequeños pedazos de pan tostado llamados dumplings.
  • Bangers and mash: salchichas con puré de patatas.

También es costumbre encontrar aperitivos ingleses tradicionales comompork scratchings (torreznos) o pickled eggs (huevos duros en vinagre). Además, las grandes cadenas de pubs ofrecen aperitivos como patatas fritas, aros de cebolla o pan de ajo. Las patatas fritas de bolsa y cacahuetes son también habituales e imprescindibles en los pubs ingleses, (y sobre todo como tapas para los españoles).

COCINA TRADICIONAL

El Sunday Roast (Asado del Domingo)

sunday-roast-tipic-asado-londres
El Sunday roast era uno de los platos más característicos de la cocina inglesa. La cena del domingo incluye tradicionalmente patatas asadas (o patatas hervidas o puré de patatas) acompañando a carne asada, y tanto puede ser ternera, cordero, cerdo o pollo con un surtido de vegetales, normalmente cocidos y servidos con una salsa de carne. Las salsas son elegidas dependiendo del tipo de carne, como la salsa de menta para el cordero o la salsa de cebolla para el cerdo. Normalmente el pudín Yorkshire (Yorkshire pudding) acompaña a la ternera, la salvia y la cebolla rellena el cerdo, y el perejil rellena el pollo. La salsa de carne es utilizada a menudo como acompañante del plato principal.
La práctica de servir un asado en la cena de los domingos está relacionada con el requerimiento de una elaborada preparación, y con la costumbre de las amas de casa de hacer limpieza los lunes, por lo que el asado frío del día anterior podía formar parte de la comida del día siguiente con unos pocos aderezos más. Anteriormente, el domingo era el único día de descanso de toda la semana, y era el día que se podía presumir de que la casa era lo suficientemente próspera para permitirse pagar una comida mejor que la de un día normal.
Una versión más elaborada de este asado de los domingos se realiza en navidades, con casi todos los detalles rígidamente especificados por la tradición. Después de la Segunda Guerra Mundial el asado de navidad más popular fue el de pavo, sustituyendo al asado de ganso de la época de Dickens. Antes de que el pavo se abaratara, el asado de pollo fue más común que el de ganso, además de que hacer un asado de ganso no era muy apropiado cuando había pocos comensales. La carne de caza, como el venado, la cual estaba tradicionalmente bajo el dominio de las clases altas, es probada en un momento determinado por aquellos que quieren experimentar nuevos sabores, pero no es una carne usada en un hogar medio.

La hora del té
Son muchos los que creen que la expresión inglesa "drop everythig (dejar todo)" hace referencia y proviene del descanso que se hace a la hora de tomar el té de media tarde. Estos descansos ya no se toman en los lugares de trabajo, y son cada vez más inhabituales en los hogares ingleses. La hora del té formal que se realiza actualmente está más relacionado con el turismo que con las propias costumbre inglesas, sobre todo en la zona de Devon y los condados vecinos, donde se acompaña el té con "scones" (especie de pan dulce) con mermelada, bizcochos, galletas o sándwiches. Sin embargo, la hora del té se ha sustituido por el momento de tomar un tentempié más que de tomar el propio té.
A pesar de tener una antigüedad de más de 4.000 años y proceder de China, el té es sin lugar a dudas la bebida más popular en el Reino Unido y el hecho de tomarlo a las cinco de la tarde se ha convertido en una de las costumbres más típicas que tienen los británicos.
Pocas referencias históricas hay respecto al momento preciso en el que se comenzó a poner de moda este ritual, pero la mayor parte de historiadores y fuentes apuntan hacia la persona de Lady Anna María Stanhope, duquesa de Bedford, como la persona que lo puso en práctica con sus amistades de la alta sociedad en plenaera victoriana.
Todo parece indicar que un día de la década de 1840, la duquesa despertó de una cabezada que había dado tras el almuerzo y sintió que tenía una sensación de vacío en el estómago. Como su antojo coincidía con una visita a la mansión de Woburn Abbey donde residía, decidió pedir a sus sirvientes que preparasen unas tazas de té acompañadas de pastitas y sándwiches.

La idea le agradó y vio como esa sensación de hambre a media tarde desaparecía, por lo que decidió poner en marcha esta costumbre como rutina habitual. Entre las invitadas que acudieron asiduamente a tomar el té de las cinco en la mansión de Lady Anna se encontraba la mismísima reina Victoria, muy amante de este tipo de costumbres.

Algunos datos indican que al principio el ritual se realizaba a las cuatro de la tarde, pero al llegar el verano y debido al calor de esa hora del día, se decidió retrasarlo sesenta minutos, quedando finalmente establecido como el té de las cinco.
El té se sirve normalmente con leche, y suele ser consumido a cualquier hora del día, incluso muchas veces durante las comidas. Últimamente, las infusiones y ciertos tes especiales se han hecho muy populares. El café es menos común en Gran Bretaña que en la Europa continental, aunque es consumido por muchos tanto en su forma instantánea como el café de cafetera de filtro. El café también se toma normalmente con leche y azúcar. El café italiano como el expresso y capuchino, y las variantes modernas de América como el frappuccino son cada vez más populares, aunque son adquiridos en restaurantes o negocios especializados en café más que en el propio hogar.
Durante gran parte del siglo XX, Gran Bretaña tenía un sistema de reparto de leche que llegaba a cada domicilio todas las mañanas en botellas de vidrio reutilizables. Este servicio, aunque continúa en algunas zonas, ha desaparecido y la población compra la leche en el supermercado.

Negocios de patatas fritas y otras comidas para llevar

fish-chips-londresInglaterra es conocida internacionalmente por su "fish and chips (pescado y patatas fritas)", y dispone de un gran número de restaurantes y negocios de comida para llevar que ofrecen este plato. Puede ser el plato inglés más popular e identificable, y tradicionalmente se sirve con una guarnición de puré de guisantes con sal y vinagre como condimentos. Alimentos como los "scampis", gambas rebozadas y fritas, son también muy populares.
La llegada de la comida para llevar durante la Revolución Industrial hizo que surgieran platos como el "fish and chips (pescado y patatas fritas)", el puré de guisantes, o el pastel de carne y riñones con puré de patatas (Pie and mash).
Éstos eran los alimentos básicos que vendían los negocios de comida para llevar, aunque como otros platos nacionales, la calidad puede variar drásticamente entre la elaboración comercial a gran escala o la elaboración de auténtica comida casera con la utilización de ingredientes cuidadosamente seleccionados.
Sin embargo, las influencias étnicas, en particular las de India y China, han contribuido significativamente a la creación de estos puestos de comida para llevar. Desde la década de 1980, se hizo muy popular en el país una nueva variante de curry, el Balti, utilizándose de manera común en restaurantes tanto indios como ingleses. Los negocios de Kebab, restaurantes de pizza y locales de pollo frito al estilo americano se han hecho también muy populares en las zonas urbanas. También se pueden encontrar fusiones como patatas fritas con salsa de curry, o patatas fritas con carne de kebab.

Salchichas

Las salchichas están normalmente hechas con carne fresca, aunque también pueden encontrarse ahumadas, secas o fuertemente aromatizadas.
En el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, las salchichas tendían a tener carne de baja calidad y con mucha grasa. Sin embargo, ha habido un cambio en los últimos años, con la mayoría de las carnicerías y supermercados vendiendo variedades de calidad.
Carne de cerdo y carne de vacuno son, con mucho, las bases más comunes, aunque las variedades gourmet pueden contener carne de venado, jabalí, etc. Son particularmente famosas las variedades regionales como la Lincolnshire con base de hierbas, o el Cumberland, y son muchas las carnicerías que ofrecen sus propias recetas con variedades individuales que son transmitidas de generación en generación.
La mayoría de los supermercados de Inglaterra ofrecen, al menos, una docena de diferentes tipos de salchichas y embutidos, no sólo Cumberland o Lincolnshire, sino que se calcula que hay alrededor de 400 variedades de salchichas en el Reino Unido.
Una variante de la salchicha es el "black pudding (pudin negro)", asociada con Lancashire. Esta variedad es muy similar al "boudin noir" francés o a la "morcilla" española. El "black pudding" se hace con sangre de cerdo, aunque existe el "white pudding" que no lleva sangre.

Pie (Pastel)

La tradición inglesa del pastel de carne se remonta a la Edad Media, donde originariamente se abría la corteza de un pastel para utilizarlo como recipiente para servir la carne, conociéndose entonces como "coffyn". Desde entonces, estos pasteles han sido el pilar de la cocina inglesa. Para hacer los pies (pasteles) pueden utilizarse diferentes tipos de masa la cual encierra pollo, champiñones, ternera, riñones, etc. Los pasteles de carne de cerdo se comen casi siempre fríos siendo el pastel Melton Mowbray el arquetipo de este tipo de pasteles. También hay pasteles abiertos que se sirven generalmente para postres con rellenos de la fruta de temporada.
Los quiches y flanes salados son también bastante comunes aunque no son considerados dentro de la cocina británica. El "Cornish pastry" es un plato regional muy querido, y se elabora con forma semicircular, al igual que la pizza Calzone. Otro tipo de pastel es aquel que se encuentra cubierto por puré de patatas, como el "shepherd´s pie" con cordero, o el "cottage pie" con ternera. Hay que destacar que existe una gran diferencia de calidades entre la producción a gran escala y los pasteles hechos a mano, siendo aconsejables ciertos platos ofrecidos en algunos pubs tradicionales, o los pasteles obtenidos en panaderías o tiendas especializadas.

.